Menú Cerrar

7 consejos de expertos para hacer mudanza

Cuando se trata de factores estresantes en la vida, la mudanza ocupa el primer lugar de la lista. Sí, puede ser un proceso desalentador, pero con un poco de preparación y el enfoque adecuado, no tiene por qué llevarle a la desesperación. Hemos pedido a algunos expertos en mudanzas baratas en Sevilla que compartan sus 10 mejores consejos para aliviar el dolor de la mudanza, de modo que pueda superarlo y empezar a esperar su próximo capítulo:

1. EMPEZAR SIEMPRE CON ANTELACIÓN

Una vez que hayas tomado la decisión de mudarte, date entre cuatro y seis semanas para organizarte. Empieza por contratar a la empresa de mudanzas y organizar una entrega temprana de cajas y materiales de embalaje. En cuanto tenga media hora libre, empaquete los objetos que no utiliza habitualmente. Cuanto antes puedas empezar a comparar empresas de mudanzas cerca de ti, más probable será que encuentres disponibilidad para la fecha, la hora y el presupuesto que deseas.

También es buena idea reservar un contenedor si crees que vas a tener que deshacerte de mucho, y donar o pasar todo lo que no necesites. Haz un inventario de todas tus pertenencias, anotando los objetos frágiles que necesiten un cuidado especial al ser trasladados y los arañazos o abolladuras de los muebles. Mide las habitaciones y las puertas de tu nueva casa para asegurarte de que los muebles caben, sobre todo el frigorífico.

Desmonte los muebles, teniendo siempre cuidado de pegar los tornillos en un lugar visible. Prepara una “caja de supervivencia” con un hervidor de agua, té y café, cubiertos y platos de papel desechables, cargadores de teléfonos y portátiles, herramientas y material escolar. Riega ligeramente tus plantas de interior y guárdalas en cajas forradas de plástico. Y no olvides hacer una copia de seguridad de los archivos de tu ordenador”.

2. PONTE A DESORDENAR

Cuando haces las maletas para una mudanza, te ocupas de cada uno de los objetos de tu casa. No desperdicies la oportunidad de hacer una limpieza a fondo. Pregúntate: ¿este objeto aportará valor a la siguiente etapa de mi vida? Revisa habitación por habitación, incluido el garaje. Clasifica los objetos en tres categorías: conservar, guardar y tirar. Asegúrate de que los niños están a bordo y clasifica sus cosas también.

3. BUSCAR LAS MEJORES CAJAS

Las cajas de mudanza deben tener siempre una base resistente para que nada se rompa o se caiga por el fondo. Prefiero el cartón a las tarrinas de plástico, que pueden ser frágiles y romperse, dejando bordes afilados. Se recomienda pedir unas 150 cajas de dos tamaños para una casa de cuatro dormitorios con dos o tres niños. Las cajas pueden estar incluidas en la tarifa de tu mudanza, pero si no lo están es fácil contratarlas por separado. Empresas como Boomerang Box o Eco Move, dejarán las cajas de embalaje de plástico y las recogerán una vez que hayas terminado.

4. EMPAQUETAR POR PESO

Empaque los artículos ligeros, como la ropa, la ropa blanca y los juguetes, en las cajas más grandes, y los artículos pesados, como la vajilla y los libros, en cajas más pequeñas, con los artículos más pesados en el fondo. Marca claramente los artículos “frágiles”. En cuanto a la estrategia de empaquetado, Carter recomienda empezar por los artículos menos utilizados y seguir con los que se usan habitualmente.

Etiqueta las cajas por habitación y categoría: esto facilita y agiliza el desembalaje al final. Etiqueta las cajas por el lado, no por la parte superior, para que puedas leer lo que hay dentro cuando estén apiladas. Pega todo con una pistola de rodillos: es mucho más rápido que usar tijeras.

4. EMPAQUETAR POR PESO

Empaque los artículos ligeros, como la ropa, la ropa blanca y los juguetes, en las cajas más grandes, y los artículos pesados, como la vajilla y los libros, en cajas más pequeñas, con los artículos más pesados en el fondo. Marca claramente los artículos “frágiles”. En cuanto a la estrategia de empaquetado. Se recomienda empezar por los artículos menos utilizados y seguir con los que se usan habitualmente. Etiqueta las cajas por habitación y categoría: esto facilita y agiliza el desembalaje al final. Etiqueta las cajas por el lado, no por la parte superior, para que puedas leer lo que hay dentro cuando estén apiladas.

Pega todo con una pistola de rodillos: es mucho más rápido que usar tijeras

5. SUBCONTRATA EL EMBALAJE

Si tienes poco tiempo y presupuesto, considera la posibilidad de llamar a empaquetadores profesionales. Están formados y pueden garantizar la seguridad de los objetos durante el transporte. También puedes organizar un servicio de desembalaje para el otro extremo. Los precios varían, dice, pero en cuanto a los plazos, los profesionales suelen empaquetar una casa de tres habitaciones en un día. También proporcionan todo el material de embalaje que necesitan, desde rollos de plástico de burbujas hasta rollos de cinta adhesiva y espuma de amortiguación para transportar con seguridad lámparas y muebles.

6. MANTENGA LOS OBJETOS IMPRESCINDIBLES CERCA

Prepara una bolsa o caja con lo esencial para cada miembro de la familia, para pasar las primeras noches en tu nuevo hogar antes de deshacer por completo las maletas. Llénala con pijamas, artículos de aseo, medicamentos, ropa para uno o dos días más, artículos para mascotas, material escolar de los niños y juguetes favoritos.

7. ACELERAR EL PROCESO

Hay varias cosas que puedes hacer para agilizar el proceso de mudanza y reducir el número de horas que te cobrará tu empresa de mudanzas, dice Cameron. En primer lugar, organice una inspección con antelación (suele ser gratuita) para que los encargados de la mudanza puedan ver si se necesita mano de obra adicional para los artículos pesados o si tienen que adaptarse a un acceso difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *