Menú Cerrar

7 consejos poco conocidos para las nuevas enfermeras

Ahora que por fin has conseguido tu primer trabajo como enfermera, ahora que ya aprobaste todos los cursos enfermería, es probable que sientas una gran presión. Ser enfermera no es en absoluto una profesión fácil. Para poner en marcha tu carrera como nueva enfermera, aplica estos 15 consejos poco conocidos que todas las nuevas enfermeras deben conocer.

1. Aprovecha al máximo a tu mentor

La tutoría es un camino de ida y vuelta, saca el máximo partido a esta valiosa relación. Aquí tienes nuestros consejos:

  • Sé un buen mentor haciendo preguntas, tomando notas, practicando lo que has aprendido, respetando el tiempo y el espacio y dando siempre las gracias.
  • Establece metas y expectativas escribiendo tus objetivos y compartiéndolos con tu mentor.
  • Encuentra el mejor método de comunicación para ambos, ¡no todo el mundo envía mensajes de texto!
  • Aprende de tu mentor de enfermería, pero no tengas miedo de hablar si algo no te parece bien.

2. Deja de quejarte y mantén la calma

A nadie le gusta quejarse, así que no lo hagas. Las personas que te rodean no necesitan que tu negatividad les agobie los días, y quejarte de tus problemas sólo los empeorará. Puedes desahogarte, pero tómatelo con calma y trata de terminar con una nota positiva. Pedir consejo y simplemente exponer tus problemas son dos mentalidades completamente diferentes, ¡aprende la diferencia!

3. Observa a los expertos

En el siempre cambiante campo de la enfermería, hay un sinfín de conocimientos que puedes asimilar. No te gradúes en la escuela de enfermería con la mentalidad de que nunca más serás una estudiante. Observa a las enfermeras y los médicos experimentados que te rodean. Pon en práctica sus consejos, recordatorios y modales siempre que puedas.

4. Espera lo peor pero mantén la integridad

Nunca puedes saber lo que te espera en tu trabajo. Espera lo peor siempre que puedas sin convertirte en una Nancy negativa. Prepárate para que las cosas malas ocurran y no te pillen desprevenido. Mantén tu integridad siendo honesto contigo mismo y con los que te rodean, pero sabe que ocurrirán cosas molestas.

5. Haz preguntas y pide ayuda

Aunque no lo parezca, todas las enfermeras estuvieron en tu misma situación al principio de su carrera. Todas han pasado por ello y, si son amables y comprensivas, querrán responder a tus preguntas. No dudes en hacer preguntas que te parezcan tontas, ya que en tu trabajo no hay lugar para las preguntas tontas: ¡no existen! Así que pregunta. Si otra enfermera se ofrece a quitarte un paciente porque se da cuenta de que necesitas ayuda, ¡déjalo pero aprende de lo que está haciendo!

6. Establece un vínculo con tu nuevo equipo

Esto no significa necesariamente que tengas que intentar ser el mejor amigo de todas las personas que conozcas, ni siquiera que tengas que ser amigo de tus compañeros de enfermería fuera del trabajo, pero acércate a tus compañeros de trabajo como si fueran amigos. Sentirás una sensación de familia dentro de tu unidad, estarás dispuesto a pedir más ayuda cuando la necesites y, en general, te sentirás más valioso. Si puedes, haz el esfuerzo extra de hacerte amigo de los jefes de unidad, ya que a menudo son los enfermeros con más conocimientos y experiencia de la unidad.

7. Entiende cuándo necesitas recargarte

No seas esa enfermera que nunca necesita un descanso durante su primer año como enfermera. Todo el mundo necesita un descanso. Acepta el descanso y date 15 minutos para recargarte. Aunque pueda parecer que son 15 minutos desperdiciados, un poco de descanso y recuperación mejorará la eficiencia a lo largo del día. Además, las cosas de tu lista de tareas pueden esperar 5 minutos mientras vas al baño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *